MI MADRE, MI HERMANA Y YO

AFECTOS.

Trabajar con los objetos ha sido lo que más me ha interesado hasta el momento.

Profundizar en lo casual, cotidiano y doméstico como lo más íntimo que rodea a uno mismo. Estos objetos tienen una gran carga personal, pues han acompñado a la persona durante el pasado y hoy en día nos los encontramos como auténtics tesoros. No nos deshacemos de ellos, ni nos lo planteamos, porque aterroriza la ida de llegar al olvido y sería como matar la existencia de algo amado.

Esta es la razón por la que empecé a jugar con el valor de la ropa. Lo que nos ha acompañado día a día y nos envuelve. La pregunta es: – “¿Por qué se guarda si nuestr cuerpo cambia? Su función queda inservible, pero adquiere nuevos significados. Son testigos eternos de etapas felices y amadas.

Encontré ropa interior mía de cuando era pequeña echa a mano. Me pareció interesante intervenirla enganchando ramitas del monte de mi pueblo. Así adquiriría un significado más evidente sobe la relación quenos ata a la vida.

 Imagen

También hice una pequeña maqueta que también hablaría de lo mismo. Aquí el hilo es un camino igual de frágil y delicado que las ramas.

Imagen

EL CAMISÓN.

Tras esta reflexión me llevó a plantear en trabajar una escala más grande y diferente.

La importancia del soporte y la idea de la costura del hilo como cicatriz. Así empecé a intervenir el camisón de mi madre. La ropa que nos envuelve no son simples objetos. Atrapan nuestra esencia, la personalidad y sabiduría quien lo lleva.Ella aún no se deshace de él tras más de 25 años porque ademas de ser muchos los recuerdos que la acompañan se siente feliz y cómoda con el camisón. Mostrar lo de dentro, aquello que ha estado pegado a la piel, me parece más íntimo e interesante que lo que estamos acostumbrados a ver asi que le doy la vuelta y descubro el desgaste de la tela. Inconscientemente nos planteamos una relación de refugio dentro de cierta vestimenta.

Antes de ponerme a bordar, dibujé con rotuladores secos, me parecía un material gastado que por extraña razón no sabía por qué lo guardaba también si están inservibles de hace 15 años y me pareció interesante ingeniármelas para alargarles la vida. Fue costoso, había que apretar bastante y mojarlos. Mientras dibujaba mis imágenes familiares, tuve esa misteriosa relación cuando recuerdas algo, que aparece y desaparece la imagen con dificultad.

Las imágenes dibujadas van cosidas a la tela sobre el lado derecho de la ropa, la imagen está exteriorizado pero no es lo que nos llevamos como ya he explicado antes. Al darle la vuelta solo se intuyen, se desvanecen. Solo queda la costura del hilo como cicatriz. Una madre está repleta de estas marcas.

 Esta idea son testisgos de lo que sí ha existido y ser aquello que tomamos como la versión personal hacia el recuerdo de cada uno.Imagen

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s